Mujer en labor de parto recibió asistencia gracias a una llamada oportuna al 9-1-1

Tulcán 01 de abril de 2019

Herdalin Sánchez, ciudadana de 23 años, viajaba en un bus de transporte público interprovincial hasta la ciudad de Tulcán. Al pasar por la Panamericana E 35, por el sector conocido como: “Guagua Negro”, sintió dolores de parto. Inmediatamente, el controlador del autobús llamó a la línea única de emergencias, 9-1-1, y brindó la información necesaria a la evaluadora de llamadas para atender la alerta. Este hecho se registró en la noche del martes 5 de marzo.
La evaluadora del ECU 911 Tulcán rápidamente transfirió la llamada a personal del Ministerio de Salud Pública (MSP), para brindar soporte telefónico con instrucciones respectivas sobre cómo proceder en estos casos, mientras la ambulancia del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) se dirigía al punto donde se encontraba el bus interprovincial para brindar la atención a la joven mujer, quien dio a luz en la unidad de transporte gracias a las indicaciones que recibió el alertante por parte de personal médico desde la Sala de Operaciones del ECU 911 Tulcán.

Tras una comunicación permanente entre el alertante y personal de Salud, la ambulancia arribó hasta el Control Sur, y al llegar los paramédicos brindaron la atención prehospitalaria necesaria y estabilizaron en sus signos vitales a la madre y al bebé, quienes posteriormente fueron llevados al Hospital Luis G. Dávila para la valoración respectiva. Este hecho se reportó al 9-1-1 a las 20:41 del pasado martes de Carnaval.

Durante la producción de este ECU 911 Conmigo, se experimentó un ambiente emocionante y conmovedor al recordar la atención que dio el personal de Salud, que trabaja en la sala de llamadas del Centro Local ECU 911 Tulcán, y la doctora que recibió a los pacientes en el hospital de la ciudad de Tulcán.
A través de las cámaras de videovigilancia del ECU 911, en todo momento, se visualizó y se dio seguimiento al accionar de las unidades en sitio hasta que llegaron a la casa de salud, para estar atentos a cualquier requerimiento adicional de personal que asistió en la emergencia. La madre y el bebé fueron recibidos por los médicos, evaluados en sus signos vitales y se determinó que se encontraban en condiciones estables.

Gracias a una llamada oportuna al 9-1-1 y al trabajo de las entidades que atendieron esta emergencia se pudo precautelar la integridad física de madre y bebé. El ECU 911 trabaja las 24 horas de los 365 días del año por la seguridad ciudadana.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *