En su Rendición de Cuentas, el ECU 911 informó que cuenta con 6.782 cámaras a escala nacional

Quito, 15 de marzo de 2022

Este martes 15 de marzo, para cumplir el mandato constitucional de presentar su informe de gestión operativo y administrativo, el Centro Nacional del ECU 911 realizó su “Rendición de Cuentas 2021”; actividad en la que se entregaron datos sobre la administración de sus recursos técnicos y humanos en el año anterior. Este acto responde a la necesidad de someter las acciones institucionales al escrutinio público y promueve una relación de doble vía entre la obligación de rendir cuentas y el derecho ciudadano de acceder a la información.

En este evento, al que asistieron miembros de la sociedad civil y autoridades estatales, se entregaron estadísticas sobre las acciones y planes que el ECU 911 ejecutó y también se informó sobre la proyección a futuro de la central ecuatoriana de auxilio.

En la Rendición de Cuentas 2021, se dio a conocer que los puntos de videovigilancia suman a la fecha 6.782 (cámaras a escala nacional: 5.017 más la autogestión y articulación mediante convenios con Gobiernos Autónomos Descentralizados: 1.765). Gracias a estos dispositivos se obtuvieron estos resultados en cuanto a su productividad operativa y preventiva:

  •  51.356 eventos T1 (se evitó que hechos se convirtieran en emergencias o delitos y se coordinó la movilización inmediata de las unidades de auxilio).
  •  250.820 eventos T2 (cuando sucedió una emergencia y se ejecutó el monitoreo con las cámaras).
  •  81.812 eventos T3 (cuando se dio apoyo visual a las unidades en el sitio de la alerta).

EMERGENCIAS ATENDIDAS

El Director General, Juan Zapata, señaló que “el 99,20% de disponibilidad operativa de la plataforma tecnológica del ECU 911 permitió atender 3’892.215 emergencias en el año 2021 de las que el 73,1% es Seguridad Ciudadana, el 12,5% corresponde a Gestión Sanitaria, el 8,1% es Tránsito y Movilidad” y el restante porcentaje corresponde a otros servicios de auxilio.

USO INADECUADO DEL 9-1-1

En cuanto al uso inadecuado del 9-1-1 (llamadas falsas, malintencionadas y sin interlocutor) en el 2021 se logró una importante reducción gracias a actividades de socialización, activaciones del área de Vinculación con la Comunidad, permanentes campañas de comunicación en redes sociales y medios de comunicación y vocerías de las autoridades que han permitido concienciar a la población sobre la importancia de emplear con responsabilidad la central de auxilio. El año anterior, se suspendieron 83.673 líneas telefónicas por mal uso del 9-1-1.

En 2020, hubo 5.508.865 llamadas de utilización inadecuada y el año anterior se registraron 3.573.091. Se logró rebajar el porcentaje de mal uso del 48% al 36% lo que equivale a 1.935.774 alertas menos, que significa un ahorro para el Estado de USD 4.336.134. “Haber bajado 12 puntos en un años es muy importante, eso es fundamental. El éxito de este buen uso del 9-1-1 redunda en no perder tiempo en una emergencia”, puntualizó Zapata.

ECU 911 APOYA AL CUMPLIMIENTO DE POLÍTICAS PÚBLICAS

En la Rendición de Cuentas 2021 se informó también que el ECU 911 aporta significativamente al cumplimiento de políticas públicas relacionadas con la prevención y asistencia en casos de violencia de género, atención de emergencias de personas con discapacidad, articulación operativa de alertas ciudadanas, gestión de riesgos entre otras.

Dentro de los proyectos tecnológicos desarrollados por el ECU 911 se encuentran el “Sistema de búsqueda para encontrar información de personas desaparecidas”, el “Sistema de Implementación de Mejoras para la Plataforma Smartphone para personas con Discapacidad”, el “Proyecto de inversión y fortalecimiento del Sistema Nacional de Alerta Temprana: desbordamiento de ríos en cuencas priorizadas y tsunamis II” entre otras innovaciones.

DESAFÍOS A FUTURO

Dentro de los retos a los que se proyecta la central ecuatoriana de emergencias están: la modernización y repotenciación de la plataforma técnica y logística, la entrada en vigencia de la Ley del ECU 911 que incluirá a la institución en el Código de Seguridad Integral que discute la Asamblea Nacional como un ente transversal, el fortalecimiento del Protocolo Hemisférico para Servicios de Emergencia y Seguridad con el Departamento de Seguridad Pública de la OEA y continuar con la suscripción de convenios y acuerdos nacionales e internacionales que permitan optimizar el servicio que se da la ciudadanía.

ECU 911, SEDE DEL COE NACIONAL

Además el ECU 911 se convirtió en la base y sede del Comité de Operaciones de Emergencia Nacional (COE-N) que se mantiene permanentemente activo desde el inicio de la emergencia sanitaria por covid-19. Las decisiones de este cuerpo colegiado han marcado el ritmo de la recuperación social y económica del país con acciones basadas en estadísticas científicas emitidas por organismos oficiales orientadas a preservar lo más valioso: la vida de los ecuatorianos.

La base de datos estadísticos que genera a diario el ECU 911 contribuye a la toma de las decisiones de los miembros del COE-N. “En cuanto a la Gestión Sanitaria, desde el ECU 911 trabajamos en el establecimiento del Código ESPII, aglomeraciones y otras incivilidades porque estas estadísticas eran fundamentales para el manejo de la crisis. Hemos trabajado con cámaras, megafonía, con drones…”, puntualizó la máxima autoridad del sistema de emergencias.

De esta manera, el ejercicio de Rendición de Cuentas se convierte en un acto que facilita la optimización de la gestión pública, evidencia los avances operativos y administrativos, detecta oportunidades de mejora y permite medir los resultados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *