El ECU 911 implementa medidas de bioseguridad y protección para sus funcionarios

Viernes 20 de marzo de 2020

Con la finalidad de precautelar el bienestar de los colaboradores de las salas de llamadas, videovigilancia, de las instituciones articuladas, las autoridades y aquellos que por el cumplimiento de su trabajo deben asistir al Centro Nacional del Servicio Integrado de Seguridad ECU 911 se han implementado medidas de bioseguridad para garantizar la operatividad en la asistencia de incidentes y el monitoreo de videovigilancia.

En coordinación con el departamento de seguridad ocupacional y administrativo, se fumigan las salas operativas y oficinas con RELY+ON VIRCON dos veces al día. Además, cada tres horas, se realizan la limpieza y sanitización —con alcohol y material desechable— de los puestos de los evaluadores de llamadas y videovigilancia, así como de los equipos que utilizan para la ejecución de sus funciones. Durante el proceso de fumigación, las llamadas y la videovigilancia se enrrutaron con los centros ECU 911 de Samborondón, Ibarra y Ambato para que la operatividad no se afecte.

Como medida preventiva, personal médico con un pirómetro (dispositivo digital que mide la temperatura de una persona sin estar en contacto con ella) evalúa a quienes salen o entran del edificio y se colocaron recipientes con cloro para que los funcionarios desinfecten su calzado y se instalaron dispensadores de gel desinfectante en las salas operativas, oficinas y demás áreas.

Los servidores disponen de gel antibacterial y alcohol para desinfectar sus manos y de igual forma reciben mascarillas y guantes al inicio de cada turno, los colaboradores tienen espacios y material de higiene para que puedan lavar sus manos de forma permanente y se han instalado filtros de control al inicio y salida de las jornadas laborales.

En cada turno, grupos de 15 servidores entre evaluadores de llamadas y miembros de las entidades articuladas participan en pausas activas guiadas por psicólogos del Cuerpo de Bomberos de Quito con el objetivo de evitar cuadros de estrés y ansiedad. Además, para evitar la aglomeración de personas se ejecuta un riguroso proceso de registro.

Estas medidas de bioseguridad sirven para precautelar la salud de los funcionarios de la central de emergencias y de sus familias. La asistencia de incidentes y el monitoreo de videovigilancia no pueden detenerse en ningún momento y por eso estas acciones son fundamentales.

El ECU 911 permanece operativo y atendiendo las emergencias reportadas por los ciudadanos las 24 horas al día, por ello es necesario precautelar la seguridad de quien por la naturaleza de sus funciones no puede quedarse en su casa, recuerda que tu apoyo como ciudadano es fundamental ¡Quédate en casa!


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *