DURANTE LOS PRIMEROS DÍAS DEL ESTADO DE EMERGENCIA 3 MIL LÍNEAS FUERON SUSPENDIDAS

De acuerdo a la información proporcionada por la central de emergencias ECU 911, la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones han sido suspendidas aproximadamente 3 mil líneas telefónicas por mal uso del 9-1-1. Las llamadas de mal uso del servicio impiden la coordinación oportuna ante una situación de emergencia real, en el 9-1-1 se han recibido comunicaciones como: agendamiento de citas médicas y llamadas de consulta.

A pesar de estos ejemplos que muestran el uso indebido de este servicio, el trabajo continúa. Como parte de las acciones ejecutadas se han captado 276 alertas a través del sistema de videovigilancia relacionadas con ciudadanos reunidos en un número mayor al establecido por las autoridades nacionales en diferentes puntos del país, por otro lado, en esta misma línea, se han recibido 3.915 alertas que identifican a personas que no cumplen con la disposición del COE Nacional para precautelar la seguridad y salud de todos.

Además, debido al toque de queda la ciudadanía se ha comunicado a esta central de emergencias para reportar 645 incidentes con personas que irrespetan esta disposición y se han observado mediante las cámaras de video, un total de 208 personas que incumplieron el toque de queda que en su mayoría fueron en las provincias de: Esmeraldas, El Oro, Manabí, Pichincha, Santo Domingo de los Tsáchilas, Tungurahua, Chimborazo, Guayas, entre otros.

Desde los centros zonales de Ambato, Austro, Ibarra, Machala, Portoviejo, Quito y Samborondón se coordinaron 20 procedimientos sobre locales comerciales que se mantenían abiertos y que obligaron a sus empleados a trabajar al no ser parte de los sectores estratégicos como salud, seguridad o alimentos.

El Servicio Integrado de Seguridad ECU 911 recomienda a la ciudadanía que la prevención está en sus manos, #QuédetaEnCasa y siga las recomendaciones emitidas por los organismos de salud además de informarse a través de las fuentes oficiales.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *