Datos estadísticos del ECU 911 registran reducción en sus indicadores

Quito, 29 de mayo de 2020

 

El Servicio Integrado de Seguridad ECU 911 —durante la emergencia sanitaria por el COVID 19— ha intensificado su labor para la asistencia ciudadana, el monitoreo de videovigilancia y además se ha convertido en una fuente generadora de datos estadísticos para la toma de decisiones de las Comités de Operaciones de Emergencia (COE). Los indicadores del sistema de emergencias se consolidan en tiempo real a través de la herramienta tecnológica Power BI y están a disposición de la ciudadanía y autoridades a escalas nacional, provincial, cantonal y parroquial.

Este viernes 29 de mayo, el ECU 911 —a través de su máxima autoridad— presentó un balance estadístico actualizado sobre la gestión del sistema de emergencias, que evidencia un decrecimiento marcado en varios de sus indicadores.

El Director General del ECU 911, ing. Juan Zapata, indicó que “desde el 12 de marzo, que se inició esta crisis, y hasta hoy 29 de mayo se han recibido a nivel nacional 2.679.808 llamadas, que en comparación con el mismo período del año anterior, tenemos 37.000 alertas menos, lo que significa que en esta crisis ya estamos recibiendo menos llamadas al 9-1-1 por atenciones. De igual forma se han receptado 933.045 emergencias, que aunque representan un 14% de crecimiento respecto al mismo lapso de tiempo del año anterior, se debe tener en cuenta que se llegó a registrar incrementos de hasta el 50%”, es decir se evidencia una tendencia a la baja en estos datos.

También se informó sobre las llamadas de Gestión Sanitaria, Zapata expresó que “se han registrado 276.944 emergencias atendidas, aunque todavía hay un incremento del 152%, en determinados momentos hubo aumentos de hasta el 220%, es decir existe una marcada tendencia de reducción en las atenciones de Gestión Sanitaria”. En cuanto a violencia intrafamiliar “se han recibido 20.510 alertas de este tipo, con un promedio diario de 263 avisos, de estas llamadas el 90% corresponde a violencia de género”, enfatizó la autoridad. Estas alertas se han atendido de forma oportuna en conjunto con otras instituciones de protección de derechos. En lo relacionado con llamadas por código ESPII (emergencia de salud pública de importancia internacional) se han receptado 22.709 avisos. Zapata señaló que se evidencia un decremento en este indicador ya que “en los picos más altos se recibieron 608 y en la actualidad los picos bordean las 208 atenciones”.

INCIVILIDADES HUMANAS

Durante esta emergencia sanitaria, el ECU 911 recibió el encargo de coordinar la atención de alertas relacionadas con incivilidades humanas, es decir los incidentes relacionados con la conducta y corresponsabilidad ciudadanas. “Se han registrado 30.986 llamadas por aglomeraciones, con un promedio diario de 419 avisos, las principales provincias que han incumplido esto son Guayas, Pichincha y Manabí. En cuanto a irrespeto del toque de queda se han recibido 88.600 alertas”, puntualizó el Director General.

También se han registrado 37.388 emergencias relacionadas con libadores (promedio diario de 479 avisos) esto causa dos complicaciones: la primera el mal uso del 9-1-1 (ya que las personas solicitan transporte para que les trasladen a sus casas) y la segunda que las personas en estado de embriaguez se quedan dormidas en la vía pública, causan alarma en la ciudadanía y generan llamadas al 9-1-1 porque se cree que se trata de posibles casos de COVID y se articula todo un contingente para atender estas alertas. Además, se han recibido 5.193 llamadas reportando fiestas en viviendas con alcohol, drogas e incluso presencia de menores de edad.

LEVANTAMIENTO DE CADÁVERES

“En cuanto a llamadas relacionadas con levantamiento de cadáveres, a escala nacional, se han receptado 18.005 alertas. Hoy se registraron 61 avisos, pero se debe entender que en los picos más altos de este indicador hubo 1.041 llamadas. En este dato se evidencia también una disminución bastante sostenida”, manifestó Zapata. Esta cifra hace referencia a las alertas receptadas y mas no al número de personas fallecidas en el país. Es decir, sobre cada caso particular de solicitud de levantamiento de cadáveres se reciben una o varias alertas (llamadas) que reportan el mismo evento.

Estos datos estadísticos sumados a la operatividad, el contingente tecnológico y logístico del ECU 911 y las entidades articuladas evidencian que el país está preparado para una posible confluencia de incidentes, aspecto reconocido por la Comunidad Virtual de los Sistemas de Emergencia y Seguridad de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Desde el ECU 911 se hace un llamado a la corresponsabilidad y compromisos ciudadanos para solventar la actual crisis sanitaria.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *