Coordinación de ECU 911 con instituciones articuladas permitió rescate de persona que sufrió caída en su parapente

Un trabajo en conjunto de más doce horas permitió el rescate de una persona que había sufrido un accidente mientras se encontraba volando su parapente, el mismo que cayó en un árbol de ceibo y debido a su gran altitud, no podía bajar de este.

Según la información proporcionada por el alertante, uno de los compañeros de vuelo del ciudadano afectado, el piloto abrió el paracaídas y quedó atrapado en un árbol que se encuentra en la montaña, ubicada por el km 13 de la vía a la costa.

Gracias a esta llamada realizada a la línea única para emergencias, 9-1-1, el Centro Zonal ECU 911 Samborondón coordinó la activación de los recursos del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, que pusieron a disposición, dos unidades de rescate y una ambulancia. También acudió al auxilio, personal del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) de Policía Nacional y un helicóptero de las Fuerzas Armadas.

Inicialmente, miembros del cuerpo de bomberos avanzaron por tierra por aproximadamente dos horas hasta el lugar donde se encontraba el ciudadano; sin embargo, debido a las condiciones agrestes del lugar, no se pudo bajar al hombre de 24 años, desde el árbol de ceibo.

Fue entonces cuando se solicitó también la colaboración de un helicóptero del ala de combate No.22 de la Fuerza Área Ecuatoriana (FAE), quienes acudieron hasta el sector del incidente; pero debido al terreno irregular y la densa vegetación, el rescate tampoco se pudo realizar vía aérea.

Ante esta situación, personal del GIR y de bomberos iniciaron nuevamente el recorrido vía terrestre hasta que finalmente el hombre pudo ser rescatado. Al momento de su rescate, el deportista presentaba pequeñas picaduras de abejas y algunas laceraciones en su cuerpo, las mismas que fueron tratadas en sitio por personal paramédico del Cuerpo de Bomberos.  En la madrugada de este sábado, el ciudadano pudo encontrarse con su padre, sano y salvo. Los recursos, señalaron que, al encontrase en un estado de salud estable, no se vio la necesidad de que la persona sea trasladada hasta una casa de salud.

Así, una sola llamada realizada al 9-1-1, permitió al Centro Zonal ECU 911 Samborondón coordinar con las instituciones de respuesta y lograr el rescate de este deportista.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *