Base estadística del ECU 911 se usa para determinar sectores conflictivos en Quito

Quito, 16 de julio de 2020

Este jueves 16 de julio, en las instalaciones del ECU 911, se realizó una reunión técnica entre las autoridades del Comité de Operaciones de Emergencia Nacional e instituciones del Municipio  y luego de un análisis exhaustivo de las cifras registradas en la capital relacionadas con el comportamiento inadecuado de la ciudadanía, se determinaron siete sectores conflictivos, donde Policía Nacional, Fuerzas Armadas entre otras instituciones efectuarán rigurosos operativos de control y seguridad.

 

El ingeniero Juan Zapata, Director General del ECU 911, indicó que “en cuanto a la data técnica- científica se cruzaron toda información y los datos de varias instituciones vinculadas con la atención de la emergencia sanitaria y con base en este análisis se determinaron siete parroquias, que presentan los niveles más altos de incumplimiento e incivilidades, pero sobre todo una falta de compromiso ciudadano e indisciplina y que esto se vincula de manera directa y proporcional al número de contagios.  Estos sectores son: Calderón,  Cotocollao, Belisario Quevedo, Centro Histórico, La Magdalena, Chillogallo y Guamaní”.

 

En estas zonas se realizarán rigurosos operativos de control de forma sectorizada y determinadas instituciones serán las encargadas directas de efectuar estas acciones. “Policía tendrá a cargo Calderón, Chillogallo y Belisario Quevedo, las Fuerzas Armadas Cotocollao y Guamaní; el Distrito Metropolitano de Quito del Centro Histórico y La Magdalena. Estos operativos empezarán a las 10:00 de este viernes 17 de julio y tendremos una evaluación en cuatro días, es decir se realizará un fortalecimiento de todas las acciones de prevención y respuesta de todas las instituciones al servicio del control en territorio”, enfatizó la máxima autoridad del sistema de emergencias.

 

La base estadística del ECU 911 —que se alimenta diariamente con datos relacionados con la crisis sanitaria— junto a la de otras instituciones como COE Metropolitano, la Agencia Metropolitana de Control, Base Epidemiológica, Fuerzas Armadas, Policía  e Intendencia General de Policía, sirvió  para determinar los sectores más conflictivos de la capital en los que se registran aglomeraciones, libadores, escándalos, fiestas, entre otras incivilidades, cuyos datos levanta permanentemente la central de emergencias y que se usarán para evaluaciones posteriores.

 

Luego de esta primera etapa, se realizará una evaluación de los operativos que permitirá medir las conductas y comportamientos ciudadanos, e incluso, a partir de cómo se presenten los indicadores se revisará el horario de toque de queda en la capital. Se ejecutarán otras medidas complementarias como cierres de parques y espacios públicos en estas parroquias —de ser necesario— y las entidades de salud realizarán encuestas de factores de riesgo, pruebas, seguimiento y control epidemiológico, etc. Posteriormente, estas medidas podrían ampliarse a otras urbes del país que presenten una problemática similar a la registrada en Quito.

 

Desde el ECU 911 se reforzará la operatividad del sistema de videovigilancia en estos sectores considerados como conflictivos para apoyar las medidas de control que ejecutarán las instituciones en territorio y la línea única
9-1-1 estará operativa de forma ininterrumpida para atender todas las alertas ciudadanas.

 

En esta actividad de trabajo participaron el ECU 911, el Ministerio de Salud Pública, el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, Ministerio de Gobierno, Policía Nacional, Fuerzas Armadas, Registro Civil, Asociación de Municipalidades Ecuatorianas, Intendencia General de Policía, Secretaría de Salud del DMQ, Secretaría General de Seguridad y Gobernabilidad, Agencia Metropolitana de Control, Secretaría de Movilidad entre otras que trabajan articuladamente para solventar la actual e1mergencia sanitaria.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *