Tecnología de ECU 911 permitió captura de sospechoso de haber realizado una supuesta llamada falsa a la línea única para emergencias

La tecnología de punta del Servicio Integrado de Seguridad ECU 911 permitió esta mañana dar con la dirección desde donde se había realizado una supuesta llamada falsa, aproximadamente a las 02:30 de la madrugada de este viernes 8 de julio, la misma que alertaba la presencia de un artefacto explosivo, en las instalaciones de un hotel ubicado en la av. Joaquín Orrantia, al norte de Guayaquil.

Ante esta llamada, ECU 911 Samborondón coordinó la atención de la emergencia con miembros de Policía Nacional, quienes iniciaron el operativo para corroborar la información proporcionada, por lo que personal especializado se dirigió hasta las instalaciones del hotel, con el fin de realizar una búsqueda exhaustiva de dicho artefacto.

Simultáneamente,  la novedad reportada a la línea 9-1-1 fue comunicada a la administración del hotel, quienes procedieron con la evacuación de sus instalaciones. Los huéspedes retornaron a sus habitaciones una vez que Policía Nacional constató que no existía ningún artefacto explosivo.

La llamada provino de una ciudadela del norte de Guayaquil, y utilizando los dispositivos tecnológicos de ubicación disponibles en los Centros ECU911 a nivel nacional, Policía Nacional pudo obtener la dirección desde donde se había realizado esta llamada y procedió con la retención de un ciudadano que se encontraba en ese lugar.

La persona retenida fue puesta a órdenes del fiscal de flagrancia de turno, con el objetivo de que se inicie el procedimiento correspondiente. ECU 911 Samborondón remitió los audios de la llamada recibida al fiscal de flagrancia, datos que fueron enviados a través de la plataforma Sistema Automatizado de Entrega de Información para la Función Judicial, SAEI-FJ.

Es importante recordar que las llamadas falsas al 9-1-1 generan innecesariamente la movilización de recursos de las instituciones de respuesta y pueden entorpecer la atención para una emergencia verdadera.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *