Más de 1 millón de personas serán beneficiadas con el Sistema de Alerta Temprana (SAT) ante tsunamis y desbordamiento de ríos

El Sistema de Alerta Temprana ante posibles tsunamis y desbordamiento de ríos es el conjunto de acciones en las que se incluye: el monitoreo de la amenaza, la activación de protocolos, el accionamiento de sistemas de alerta (sirenas), la preparación comunitaria, que surte un efecto positivo solamente con la apropiación de la ciudadanía, a través de su participación en simulacros. Las sirenas se encuentran interconectadas al ECU 911, entidad que, al sonar las alarmas, coordinará inmediatamente la ayuda para la población en riesgo.

A raíz del sismo registrado el 16 de abril de 2016, el Gobierno Nacional evidenció la necesidad de contar con un procedimiento tecnológico que sirviera como una señal de aviso inmediato ante eventos adversos como: tsunamis o desbordamiento de represas. El Sistema de Alerta Temprana (SAT) inició su ejecución en 2016, en  Manabí y Esmeraldas, provincias afectadas por el evento telúrico.

En mayo de 2016, el Ministerio Coordinador de Seguridad inició el desarrollo de un proyecto de inversión para la implementación de este medio que integra en una sola plataforma tecnológica todos los sistemas de comunicación redundantes. Las sirenas con una altura de 12 metros tienen un alcance de 3 a 5 km omnidireccional y cuentan con respaldo a nivel de telecomunicaciones (troncalizado, satelital, fibra óptica y telefonía), sistemas de energía de respaldo (paneles solares y banco de baterías), balizas que contribuyen a la comunicación visual para personas con discapacidad auditiva y cámaras de videovigilancia que se controlan y monitorean desde el ECU 911.

El proyecto fue elaborado en conjunto con las instituciones técnico-científicas que tienen vinculación con el tratamiento, monitoreo, control e implementación de este sistema: Secretaría de Gestión de Riesgos – SGR, Instituto Oceanográfico de la Armada – INOCAR, Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología – INAMHI, Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional – IGEPN; y, Servicio Integrado de Seguridad ECU 911.

En la primera fase se instalaron 94 sirenas, mapas de sitios seguros y rutas de evacuación, señalética e iluminación, fortalecimiento del monitoreo marino, hidrológico y sísmico, preparación comunitaria que cubren a 74 localidades,  y que se activarán ante un posible tsunami, emitiendo mensajes sonoros que guiaran a la población para su seguridad.

En una segunda etapa denominada “Fortalecimiento del Sistema Nacional de Alerta Temprana: desbordamiento de ríos en cuencas priorizadas y tsunamis” decenas de nuevas sirenas, en localidades de: Guayas, Santa Elena, El Oro y Galápagos.

 

DATO:

En su primera fase, la inversión del Gobierno Nacional en el SAT fue de 10.5 millones de dólares, en tanto que en esta segunda fase, el monto asciende a $ 14´976.776,00 de los cuales $12´447.779,00 serán financiados con el préstamo externo de BID y $2´528.997,00 serán financiados con recursos fiscales.

Para la ejecución del SAT en su segunda fase, se firmará  un convenio de Cooperación Interinstitucional entre todas las entidades competentes para la implementación de este sistema, con el objetivo de determinar las obligaciones, alcances y limitaciones de las instituciones articuladas en este proyecto.

La implementación de la segunda fase del SAT se desarrollará desde el tercer cuatrimestre de 2017 y culminará en 2019.

Con la primera y segunda fase del SAT, se estará beneficiando a 1.043.062,00 personas de 124 localidades de las provincias intervenidas: Esmeraldas, Manabí, Guayas, El Oro, Santa Elena, Galápagos.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *