Implosión del edificio Álava en Portoviejo contó con la coordinación operativa del ECU 911

El Servicio Integrado de Seguridad ECU 911 colaboró a las 14:00 de este viernes 12 de agosto con la implosión planificada (demolición controlada de edificaciones mediante la colocación de explosivos) de la estructura del edificio Álava, en Portoviejo, afectada por el terremoto ocurrido el pasado 16 de abril.

El Centro Zonal ECU 911 Portoviejo, el cual se mantuvo como centro de mando de esta actividad, instaló dos cámaras de videovigilancia fijas que dieron seguimiento al desarrollo del evento para su monitoreo en tiempo real.

El contingente humano especializado también dispuso de un dron (aeronave no tripulada) que sobrevoló el edificio y su perímetro en el mismo momento de la implosión. Estas imágenes fueron monitoreadas desde la Sala Operativa del Centro Zonal, lo que permitió tomar decisiones técnicas inmediatas en el transcurso de la implosión.

Para desarrollar este procedimiento de gran precisión, las cámaras ubicadas contaron con disponibilidad de fibra óptica, necesaria para el debido funcionamiento de estos dispositivos, con los cuales, entre otros aspectos, se pudo controlar que ningún ciudadano se encontrara en el perímetro restringido de 300 metros a la redonda de 11:00 a 15:00.

Durante la implosión, el personal de videovigilancia del ECU 911 Portoviejo dio seguimiento a los trabajos de mitigación derivados del procedimiento como rociar los escombros con agua, para evitar la mitigación del polvo y el retiro de los escombros en la zona cero.

Esta es la tercera ocasión en la que el ECU 911 participa con su contingente en este tipo de prácticas, luego de las implosiones del 29 de julio y el 7 de agosto, que conllevó un extremo cuidado, como la colocación de protecciones sobre los pilares, para evitar la voladura de esquirlas.

El edificio Álava, ubicado en las calles Pedro Gual y Primero de Enero, ocupó una superficie de 965 m2, la superficie construida fue de 2.341 m2, con ocho niveles de altura y fue derrocado por voladura controlada, con 19 kilos de explosivos en gel. Al encontrarse en estado vulnerable, esta edificación representaba un peligro para la ciudadanía.

Con el objetivo de desarrollar esta implosión de la mejor forma, el Centro Zonal ECU 911 Portoviejo realizó previamente todas las labores de coordinación del evento con la Secretaría de Gestión de Riesgos, Policía Nacional, Cuerpo de Bomberos, Ministerio de Obras Públicas y Fuerzas Armadas.

Video aquí


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *