ECU 911 presentó a la Asamblea Nacional una propuesta para fortalecer sanciones por el mal uso del 9-1-1

El Servicio Integrado de Seguridad ECU 911 coordina la atención de 450 emergencias cada hora, para la asistencia de estos incidentes se cuenta con los recursos humanos y logísticos de las entidades articuladas dispuestos al servicio ciudadano. Durante  2017, aproximadamente 546 alertas fueron identificadas como “presuntas llamadas falsas”, lo que significó que en el mismo período de tiempo se pudo dejar de atender —debido al mal uso del 9-1-1— alrededor de 245.700 emergencias reales.

Con el objetivo de lograr mayor conciencia en la población sobre el uso responsable y adecuado del número único para emergencias, el ECU 911 diseñó, delineó y presentó ante la  Comisión Especializada Permanente de Justicia y Estructura del Estado de la Asamblea Nacional un proyecto para modificar la parte del Código Orgánico Integral Penal (COIP) que hace referencia al mal uso del 9-1-1.

Durante la sesión de trabajo en el marco del debate de los Proyectos de Leyes Reformatorios al COIP, Andrés Sandoval, Director General del ECU 911, manifestó que “Es necesario prevenir el uso indebido de las instituciones de emergencia y de los recursos. Nuestra propuesta busca añadir una sanción pecuniaria, en estos casos, para fortalecer la cultura de emergencia en el país. Es necesario fortalecer la normativa que existe respecto al uso del número de emergencia 9-1-1”.

En 2017, el Estado incurrió en USD 26’415,606 en gastos operativos por la atención de alertas que hicieron mal uso del 9-1-1. A este valor hay que sumarle el costo de oportunidad de atender este tipo de llamadas, porque al mismo tiempo se registra demanda para eventos reales.

Las 151 alertas sobre amenazas de bomba registradas hasta el momento en lo que va de en 2018 han ocasionado gastos innecesarios de tiempo y recursos para la atención de emergencias reales que se reportan al 9-1-1.  Además, este tipo de alertas causan preocupación y asustan a la población que se encuentra en los sitios donde se reporta la presencia de supuestos aparatos explosivos.

Para erradicar este tipo de alertas falsas que generan perjuicios económicos y de tiempo, e impiden coordinar adecuadamente la atención de emergencias el ECU 911 presentó un proyecto para modificar en el COIP el Art. 396.- “Contravenciones de cuarta clase.- Será sancionada con pena privativa de libertad de quince a treinta días:

(…) 3. La persona que de manera indebida realice uso del número único de atención de emergencias para dar un aviso falso de emergencia y que implique desplazamiento,  movilización o activación innecesaria de recursos de las instituciones de emergencia” por el Art. 397 A.- Contravención al mal uso del número único de atención de emergencias.- Será sancionada con pena privativa de libertad de quince a treinta días; y, multa de hasta tres salarios básicos unificados del trabajador en general:

La persona que de manera indebida haga uso del número único de atención de emergencia para dar un aviso falso de emergencia y que implique desplazamiento, movilización o activación innecesaria de recursos de las instituciones de emergencia. El máximo de la pena privativa de libertad y pecuniaria, se aplicará cuando además de los supuestos contemplados en el inciso anterior, el aviso falso de emergencia se trate de un posible atentado a la integridad física de las personas”. Y se proceda a la eliminación en el artículo 396 del numeral 3.

La otra reforma legal  que se propuso desde el ECU 911 señala que se incorpore a continuación del Art. 154 el siguiente acápite: “Art. 154 A.-  La persona que mediante el uso indebido de la línea única de emergencia, pretenda atentar contra la integridad de las personas en áreas públicas o privadas siendo necesario el desalojo inmediato de las mismas, será sancionada con pena privativa de libertad de seis meses a dos años.”

La finalidad de impulsar estas importantes modificaciones obedece a la necesidad de fortalecer la corresponsabilidad con la ciudadanía sobre la forma adecuada de utilizar el
9-1-1 en beneficio de la seguridad ciudadana y sirven para reafirmar el compromiso del ECU 911 con todos los ecuatorianos. 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *